La pandemia actual requiere un replanteamiento de la provisión de asistencia de larga duración en Europa

En la última edición de la serie de seminarios web de European Social Network (ESN) sobre el COVID-19, ESN se centró en cómo ha afectado el virus a la asistencia de larga duración. Ponentes de Austria, Alemania, Hungría y Escocia hablaron sobre las dificultades y las respuestas inmediatas proporcionadas por las autoridades públicas, y entablaron un debate sobre qué herramientas y cambios de políticas se necesitan para estar mejor preparados para cualquier crisis futura.

El COVID-19 ha afectado de manera desproporcionada a las personas mayores y ha influido drásticamente en la provisión de asistencia de larga duración durante los últimos meses. Según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, los fallecimientos en residencias representaron entre el 30 % y el 60 % de todos los fallecimientos relacionados con el COVID-19 en el primer mes del brote. Para mantener la provisión de asistencia de larga duración y proteger las vidas de las personas usuarias y de sus cuidadores, las autoridades públicas tuvieron que hacer frente a diversas dificultades.

Diversas dificultades

Según los ponentes del seminario web, la falta de equipos de protección personal para el personal de asistencia fue una de las principales dificultades. Además, las plantillas se redujeron considerablemente debido a los casos reales o sospechosos de COVID-19 entre el personal asistencial. La rápida evolución de la situación requirió un flujo de comunicación constante para mantener a los empleados, los familiares y los residentes al tanto de los requisitos de asistencia y protección. Esto pudo observarse especialmente en el caso de las personas usuarias con enfermedades especiales, como la demencia, a las que les costaba seguir las medidas de protección. El distanciamiento social y el aislamiento a menudo tuvieron un impacto negativo en la salud y el bienestar de los residentes. La falta de cooperación entre los sectores sanitario y social impidió una respuesta eficaz al brote en algunos países. Los resultados de los test no siempre se comunicaron con la rapidez necesaria.

Respuestas rápidas e integradas

Dagmar Vogt-Janssen, directora del Departamento para las personas mayores del Ayuntamiento de Hannover (Alemania), indicó que Hannover tomó rápidamente una serie de medidas, como el establecimiento de una línea telefónica de información de emergencia, la formación de un equipo de intervención para la crisis y la creación de áreas para el aislamiento de pacientes. La estrecha colaboración de las autoridades sociales y sanitarias fue decisiva para contener la pandemia. A fin de evitar el aislamiento social, se habilitaron espacios para visitantes en las residencias y se organizaron conciertos al aire libre para los residentes.

Teodóra Ráczné Németh, directora del Departamento de metodología de la Dirección General del Organismo de Servicios Sociales y Protección de la Infancia de Hungría, explicó que su departamento proporcionó orientación y asesoramiento sobre metodología a profesionales de la asistencia de larga duración con el objetivo de ayudarles a adaptarse a los bruscos cambios en sus rutinas cotidianas. Para hacer frente a la escasez de personal, el gobierno húngaro aprobó un reglamento que permitía a quienes prestan asistencia contar con personal de apoyo de otros sectores, como los de la educación y la cultura.

Peter Macleod, director ejecutivo de Care Inspectorate de Escocia, informó de que su agencia interrumpió temporalmente las inspecciones estándar para prevenir contagios por parte de las visitas externas.

Enseñanzas para planificar el futuro

Dagmar Vogt-Janssen destacó la importancia de mantener actualizadas las pautas a seguir con respecto a la pandemia en los centros asistenciales, de tener en alerta un equipo de gestión de la crisis y de proporcionar formación periódica al personal sobre cómo habilitar áreas de cuarentena y aislamiento. Se deberían establecer protocolos especiales para las altas hospitalarias a fin de evitar brotes en las residencias debido a admisiones de personas contagiadas.

Teodóra Ráczné Németh puso de relieve la necesidad de un enfoque más integrado entre la asistencia sanitaria y la asistencia social para ofrecer una respuesta más eficaz a la crisis.

Peter Macleod recomendó el establecimiento de asistencia domiciliaria como lo habitual para el futuro e insistió en que la asistencia institucional para las personas mayores solo se debería mantener para los grupos con necesidades especiales. Afirmó que "de las 86 000 personas que reciben asistencia domiciliaria en Escocia, solo una pequeña minoría de 80 personas fallecieron, mientras que casi 2000 personas fallecieron en residencias, lo que supone el 46 % del total de víctimas por COVID19 en Escocia (desde el 9 de julio de 2020)".

El Dr. Kai Leichsenring, director ejecutivo de European Centre for Social Welfare Policy and Research (Centro Europeo para Políticas de Bienestar Social e Investigación), destacó que la asistencia domiciliaria no oficial también puede ser vulnerable en situaciones de pandemia, por ejemplo, en Austria, donde los cuidadores migrantes no pudieron entrar en el país debido al cierre de las fronteras. Puso de relieve la necesidad de desarrollar modelos de asistencia que se basen en la comunidad y no solo en la familia. Alfonso Lara Montero, director ejecutivo de ESN, concluyó que promover la asistencia domiciliaria en la comunidad sería uno de los aspectos principales de hacer los sistemas de asistencia de larga duración más sólidos. La digitalización tendrá un papel importante a la hora de convertir ese cambio en sostenible.

Más información

  • Las presentaciones y la grabación de todo el seminario web están disponibles en nuestra área de miembros.
  • Si desea obtener más información sobre la asistencia de larga duración, preinscríbase en nuestro seminario sobre la calidad en el envejecimiento y la asistencia, aquí.
  • Si tiene amplia experiencia en asistencia comunitaria, por ejemplo, para personas mayores, presente su proyecto en los premios European Social Services Awards (Premios Europeos de los Servicios Sociales), aquí.

RECURSOS (EN INGLÉS)

Internos

Externos