This article is available in:

        

El Director ejecutivo de ESN, Alfonso Lara Montero, intervino en el congreso Acción preparatoria para una garantía infantil celebrado el 17 de febrero en Bruselas. Este encuentro ofreció la oportunidad de presentar la postura de ESN sobre una futura Garantía infantil de la UE y cómo asegurarse de que sea viable y se implemente a través de la participación de los servicios sociales públicos.

Con la crisis financiera, ha aumentado la necesidad de que los servicios sociales públicos centren sus recursos en las personas más vulnerables, reaccionen rápidamente a situaciones difíciles o asignen recursos para abordar las necesidades más inmediatas, como el incremento de las familias sin hogar. Aunque se ha recuperado cierta prosperidad económica en la UE, la demanda de servicios de asistencia no se ha mitigado, sino que hay más niños en riesgo. La viabilidad y el éxito de la Garantía infantil depende en gran medida de garantizar la implementación en todos los niveles de asistencia y prestación de servicios.

La responsabilidad de la implementación de la Garantía infantil aún no se ha definido claramente. Los servicios sociales públicos ya cumplen la protección de todos los niños, pero especialmente de los más vulnerables. Para asegurarse de que los servicios sean holísticos y se centren en el interés superior del menor es fundamental que los servicios sociales públicos participen en los debates sobre una posible Garantía infantil y en los procesos de toma de decisiones sobre la mejor manera de desarrollar, ofrecer, involucrar a los niños y evaluar la eficacia de los servicios. Para lograrlo, es necesario realizar un esfuerzo conjunto para contactar con los servicios sociales públicos y responsables de grado medio para que participen en los debates.

"El estudio de viabilidad de la Garantía infantil se centra en conseguir apoyo político. Esto debería ir acompañado de la participación de los directores, quienes toman decisiones sobre qué servicios necesitan financiación. Reforzar las sinergias con los servicios sociales públicos para crear intervenciones holísticas e integrales dirigidas a los grupos de niños vulnerables puede aumentar el compromiso y el intercambio de conocimientos, garantizar la implementación y fortalecer la sostenibilidad de una Garantía infantil". Alfonso Lara Montero, Director ejecutivo de ESN

En última instancia, cualquier tipo de Garantía infantil necesitará un plan de trabajo sobre cómo se debería implementar. Sin embargo, esto no resta valor al hecho de que para implementar una Garantía infantil se requiera un refuerzo de las sinergias con los servicios sociales públicos para crear intervenciones holísticas e integrales dirigidas a proteger y cuidar a los grupos de niños vulnerables.  El acceso se debe proporcionar como parte de una estrategia integrada, tal y como reconoce la recomendación de la Comisión Europea de 2013, incluido el acceso a los recursos adecuados y a servicios sociales y de protección del menor de alta calidad que se centren en el interés superior del menor.

En vista de esto, la implementación de la Garantía infantil y la evaluación de su eficacia requiere el desarrollo de principios e indicadores que se basen en resultados reales para los niños. A este respecto, es fundamental supervisar los resultados a largo plazo para los niños más necesitados. Por ejemplo, un resultado podría ser asegurarse de que cada niño viva con una familia. Las medidas y los indicadores de políticas específicos para los niños que requieren una atención alternativa podrían describir el desarrollo de programas de acogida familiar, campañas de concienciación y, en última instancia, el aumento en el número de padres de acogida para los niños más vulnerables, como los niños con discapacidades o los niños no acompañados. La mejora debería reflejar lo importante cuando se trata de niños y jóvenes. Por este motivo, es fundamental considerar la iniciativa con niños y jóvenes que utilizan los servicios.