Con este taller, European Social Network (ESN) se centró en los jóvenes vulnerables de entre 18 y 25 años, especialmente en los adultos jóvenes con problemas de salud mental, los jóvenes que abandonan el sistema de asistencia y los adultos jóvenes procedentes de terceros países. Algunos ponentes de todas partes de Europa analizaron la práctica sobre planificación e implementación de estrategias y servicios coordinados entre las áreas de educación, empleo y servicios sociales a nivel local.


La educación, la formación y el empleo en sus distintas formas en todos los Estados Miembros de la UE conformaron el taller y mientras algunos ponentes proporcionaron una perspectiva comparativa de todos los países europeos, otros ofrecieron una visión detallada de aspectos nacionales, regionales o locales. El punto en común de las diferentes presentaciones fue el hincapié en la función de los organismos públicos y las distintas formas de participación de los servicios sociales locales.


Participación de los adultos jóvenes vulnerables en la educación y la formación


La educación y la formación se consideraron importantes elementos impulsores de la capacitación juvenil, así como de mejores resultados en el mercado laboral. El taller comenzó aclarando las políticas europeas relevantes para los jóvenes en el marco de la Estrategia Europa 2020. Los ponentes destacaron las colaboraciones locales dirigidas a los jóvenes para garantizar la graduación escolar y la transición hacia el aprendizaje, además de para obtener diplomas profesionales.


Pedro Cunha, del Ministerio de Educación portugués, ofreció una perspectiva europea sobre el abandono prematuro de la educación y la formación, sus elementos impulsores y respuestas, así como la ampliación del período de aprendizaje y el plan de estudios individualizado.


Matthias Schulze-Böing, de la Asociación de Política de Empleo Local de Alemania, explicó de forma más detallada una representación sobreproporcional de los adultos jóvenes que proceden de terceros países entre los destinatarios de servicios de bienestar social en la ciudad de Offenbach, y resaltó el enfoque de la gestión de redes, así como un sistema de supervisión local para realizar un seguimiento de la transición.


Cómo abordar la transición de la escuela al trabajo y la implementación de garantías para los jóvenes


Los periodos de transición, especialmente la transición de la escuela al trabajo, se consideran fundamentales en la vida. Como tales, algunos ejemplos prácticos destacaron la función de los servicios públicos en relación con la provisión de una asistencia adaptada para acceder a un empleo y conservarlo. La reunión prestó especial atención a la adaptación e implementación de la asistencia dirigida a adultos jóvenes con necesidades complejas.


Ulrike Storost, de la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea, explicó la implementación del sistema de garantía juvenil y expuso varios proyectos piloto. Hizo referencia a una iniciativa empresarial piloto en Galicia (España), donde lograron obtener resultados al contratar a jóvenes.


Martin Lebègue, del Consejo del Condado de Pas-de-Calais (Francia) presentó "Garantie Jeunes", un ejemplo de cómo la Garantía Juvenil Europea se ha adaptado a nivel local. En cuanto a los jóvenes que abandonan la asistencia, subrayó la importancia de mantener la autonomía económica y la vivienda.


Charlene Mullan, de Education Board Authority, en Irlanda del Norte (Reino Unido), compartió la importancia que tuvo para ella el apoyo mutuo cuando era una persona usuaria de los servicios.


Durante los debates, se destacó la importancia de un enfoque integrado entre las áreas de educación, empleo y servicios sociales, y resultó evidente que los servicios coordinados responden de manera más eficaz a las necesidades de los usuarios. ESN ha elegido la integración de los servicios como tema principal de su programa de trabajo de 2015 e integra prácticas relacionadas con los jóvenes en este tema.