• Also available in:

Tras cinco días de negociaciones, la reunión de los líderes europeos llegó a un acuerdo el 21 de julio para un plan de recuperación frente al coronavirus de 750 000 millones de euros y un presupuesto para los años 2021 a 2027 de 1,07 billones de euros.

El Consejo Europeo informó el martes 21 de julio de que los líderes europeos habían acordado un presupuesto global de 1824,3 millones de euros. Esto incluye un marco financiero plurianual (MFP) 2021-2027 de 1074 millones de euros, junto con un fondo de recuperación frente al coronavirus de 750 000 millones de euros. Con arreglo al fondo para la recuperación, los países europeos obtendrán conjuntamente un préstamo de los mercados financieros por primera vez.

La mayor parte del fondo para la recuperación (312 500 millones de euros en subvenciones y 360 000 millones en préstamos) se asignará a través de un nuevo Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, donde la parte de las subvenciones está vinculada a los planes de reforma de las políticas que los gobiernos nacionales deberán remitir a la Comisión Europea. Además, hay un complemento de 47 500 millones de euros con arreglo a un nuevo programa REACT-UE (que también forma parte del fondo para la recuperación) en forma de subvenciones de la política de cohesión para municipios, hospitales y empresas a través de las autoridades de gestión de los presupuestos de la UE a nivel nacional hasta 2022.

Relevancia para los servicios sociales

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y el programa REACT-UE son los instrumentos más relevantes para los servicios sociales públicos que representan la principal circunscripción de miembros en European Social Network (ESN). Los servicios sociales públicos deberán estar en contacto con sus gobiernos regionales o nacionales o con sus autoridades de gestión para asegurarse de que los servicios sociales puedan acceder a esta financiación.

A través de nuestro trabajo sobre el Semestre Europeo, proporcionaremos a la Comisión Europea información sobre las necesidades de financiación de los servicios sociales públicos. Con ello, trataremos de asegurarnos de que las recomendaciones específicas por país de la Comisión con peticiones de reforma a las autoridades nacionales estén en consonancia con los puntos de vista de las autoridades y los proveedores de servicios sociales.  

El desafío del Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo, que debe aprobar el acuerdo antes de que entre en vigor, aprobó una moción que critica la reducción del componente de las subvenciones en el acuerdo final del fondo para la recuperación y solicita participar en la implementación.

En este contexto, ESN, junto con otras redes europeas, escribieron a los miembros del Parlamento Europeo para solicitar una modificación de las regulaciones sobre recursos adicionales conforme al programa REACT-UE. En nuestro escrito, solicitamos que también se empleen estos recursos adicionales para respaldar la inversión en operaciones y personal, así como medidas sanitarias y de seguridad en los servicios sociales a través de programas financiados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo.

En su declaración, el Parlamento Europeo no aceptó el acuerdo político sobre el marco financiero 2021-2027 actual y criticó los recortes en sanidad, investigación, educación, innovación y el Pacto Verde. El Parlamento también recordó su mandato de aceptar el acuerdo antes de implementarlo.

El presupuesto futuro

El presupuesto para el periodo 2021-2027 incluirá el título "Cohesión, resiliencia y valores" con un subtítulo para la cohesión económica, social y territorial. El Fondo Social Europeo (FSE+) proporcionará financiación para el empleo de jóvenes, la actualización y el reciclaje de trabajadores, la inclusión social y la reducción de la pobreza (incluida la pobreza infantil) mediante la fusión de los programas existentes: el Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo Juvenil, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas y el Programa de Empleo e Innovación Social. La dotación financiera total destinada al FSE+ para el período 2021-2027 será de 87 995 millones de euros.

Se espera que, conforme al FSE+, cada Estado Miembro asigne al menos:

  • El 25 % a la inclusión social, incluida la integración de inmigrantes;
  • El 2 % a hacer frente a las privaciones materiales;
  • El 10 % a acciones específicas dirigidas a jóvenes que no trabajan, ni estudian ni reciben formación (NEET, por sus siglas en inglés) donde haya una tasa de NEET superior a la media de la UE.

Perspectivas

El Parlamento Europeo tomará la decisión final a través de la mayoría absoluta de votos antes de que el plan de recuperación de la UE y el presupuesto para 2021-2027 puedan entrar en vigor.

ESN está siguiendo las negociaciones y se ha puesto en contacto con el Parlamento Europeo para asegurarse de que los servicios sociales se incluyan en las inversiones conforme al fondo de recuperación, y seguirá trabajando con la Comisión Europea para que sus recomendaciones pongan de relieve el papel esencial de los servicios sociales para la recuperación de la UE.

Esto debería incluir inversiones específicas para la atención de los servicios sociales a niños y jóvenes en circunstancias socioeconómicas difíciles, y para los servicios sanitarios y sociales integrados dirigidos a personas con discapacidad y personas mayores.